« LA ÚLTIMA PERIODISTAS NORTEAMERICANA SECUESTRADA EN IRAK, JILL CAROLL, ES COLABORADORA SIN CONTRATO FIJO EN PLANTILLA DEL “CHRISTIAN SCIENCES MONITOR”, SEGÚN RECONOCE AHORA EL PROPIO DIARIO | Inicio | EL CONSEJERO DELEGADO DE AIR NOSTRUM, CARLOS BERTOMEU, “MIENTE COMO UN COSACO…”, DICEN FUENTES DEL SECTOR AEREO, POR VOLVER A NEGAR QUE PERCIBE SUBVENCIONES PÚBLICAS DIRECTAS: EL CONSELL LE PREPARA 16 MILLONES DE EUROS… »

miércoles, 11 enero 2006

EL PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA, JOSEP E.STIGLITZ, CALCULA EN DOS BILLONES DE DÓLARES EL COSTE TOTAL DE LA PRESENCIA DEL EJERCITO NORTEAMERICANO EN IRAQ, SI SE PROLONGA HASTA EL 2010

La factura que tendrán que pagar los contribuyentes norteamericanos por la presencia de sus fuerzas armadas en Irak será de dos billones de dólares, si la invasión se prolonga hasta el 2010.
Así lo acaba de predecir el premio Nobel de Economía 2001, el norteamericano Joseph E.Stiglitz y su colaborada, Linda Bilmes, profesora en Harward. Los dos son autores de un informe sobre las consecuencias económicas del conflicto armado.
El estudio contabiliza las multimillonarias pensiones de invalidez que tendrán que abonarse de por vida a unos 16.000 heridos del ejercito norteamericano, de los que un 20% ya padecen graves afecciones mentales o físicas. Un 30% sufren graves traumas psicológicos a los pocos meses de su regreso de Irak.
Según el mismo informe, los contribuyentes norteamericanos soportarán la carga financiera, por la vía de más impuestos, “durante varias décadas” después de finalizar el conflicto.
Antes de la invasión, en marzo de 2003, la Casa Blanca había declarado que la intervención militar era “asumible” financieramente. Incluso se consideraron “demasiado elevadas” las primeras estimaciones del entonces consejero económico de la administración Bush, Lawrence Lindsey, que situaba el coste entre 100.000 a 200.000 millones de dólares.
En los cálculos que hacen ahora, Stiglitz y Blines, a punto de cumplirse dos años de la invasión, se contabilizan los gastos de reclutamiento de nuevos soldados para ir relevando a los actuales y cubrir las bajas hasta el año 2010.
El Nobel Stiglitz suma al descomunal gasto el incremento del precio del petróleo, el aumento del déficit público norteamericano y la inseguridad mundial generada por el conflicto iraquí. Según los autores del estudio, una buena parte de la subida mundial del precio del crudo, es imputable directamente al conflicto en Irak. En 2003, este capítulo le costó 25.000 millones de dólares a los norteamericanos.
Actualmente hay 153.000 soldados estadounidenses en Irak, cuando Stiglitz y Blines han basado sus cálculos en un contingente inferior de 136.000 militares desplazados en el conflicto.

enero 11, 2006 en EL PODER EN PERSONA | Permalink

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.