« LA JUSTICIA ESPAÑOLA NO VE DELITO EN UNA PORTADA DE PRENSA DONDE APARECE JUAN CARLOS DE BORBÓN CON PINTA DE BEODO DURANTE UNA CACERÍA EN RUSIA | Inicio | EL EX POLÍTICO CONSERVADOR, EDUARDO ZAPLANA, FRACASA EN SU COMETIDO COMO DELEGADO PARA EUROPA DE TELEFÓNICA Y SE RECLUYE COMO “ADJUNTO” DE LA SECRETARIA TÉCNICA DE LA MULTINACIONAL TECNOLÓGICA… »

jueves, 18 diciembre 2008

LA IGLESIA CATÓLICA DESDE VALENCIA QUIERE PONER PUERTAS AL CAMPO DE LA INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA, CONTRA EL DERECHO AL ABORTO Y LA FECUNDACIÓN “IN VITRO”

El Arzobispado de Valencia presentó ayer la Instrucción de la Santa Sede 'Dignitas Personae' referente a diversas cuestiones de bioética, cuya redacción responde al hecho de que "las ciencias biomédicas han avanzado con nuevas perspectivas pero no responden" a determinados criterios éticos.

Las declaraciones las realizó el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Enrique Benavent, Benaventvidal quien agregó que el texto no se expide "contra la ciencia o el progreso sino que pretende prevenir ciertos abusos en el modo de hacer ciencia o en algunos avances de la investigación".

Nueva Inquisición. Benavent hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que ofreció ayer en Valencia para la presentación de este documento, elaborado por la Congregación para la Doctrina de la Fe ( heredera de la Inquisición) y que fue aprobado por el Papa Benedicto XVI, quien ordenó su publicación, en la que también estuvieron presentes el director de Investigación del Instituto de Ciencias de la Vida de la Universidad Católica, Justo Aznar, y el jefe clínico de Obstetricia y Ginecología del mismo centro sanitario, José Ángel Mínguez.

Sí, pero no...Durante su exposición, criticó que la sociedad está sensibilizada con algunas actuaciones que escapan a la moralidad como el desarrollo tecnológico con riesgo para el sistema medioambiental o la investigación biofísica o química con fines bélicos. No obstante, explicó que la doctrina eclesiástica "reconoce" determinadas actividades porque "la investigación abre caminos de esperanza". La Instrucción "no es un conjunto de 'noes'" sino un "sí a la vida y a la dignidad de las personas", para lo que "es necesario decir no a ciertas prácticas", aseveró.

Con la bendición de Benedicto XVI. En concreto, enumeró algunos de los principios que recoge el documento, emitido por la Santa Sede y que se encuentra disponible en la página web del Arzobispado, como "la dignidad de toda vida humana desde el momento de su concepción", por lo que los embriones --añadió-- tienen "la dignidad de todo ser humano" mientras que existen "técnicas que lo convierten en un sujeto susceptible de manipulación", como la fecundación in vitro. En este sentido, defendió el matrimonio como "única forma digna de reproducción" ya que "un hijo debe ser engendrado y no producido".

diciembre 18, 2008 en NUEVAS TECNOLOGÍAS | Permalink

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.