« EL "12 DE OCTUBRE" SE CELEBRA EN VENEZUELA COMO "EL DIA DE LA RESISTENCIA INDIGENA" PARA PRESERVAR LOS DERECHOS DE LAS ETNIAS AUTÓCTONAS EN HISPANOAMERICA Y DENUNCIAR LA EXCLUSIÓN SOCIAL DEL CONTINENTE | Inicio | LOS SUICIDIOS EN EL EJERCITO ISRAELÍ PROVOCAN MÁS BAJAS QUE LAS PROPIAS OPERACIONES MILITARES. UN SOLDADO DECIDE QUITARSE VOLUNTARIAMENTE LA VIDA CADA DIEZ DÍAS »

jueves, 13 octubre 2005

LA IGLESIA CATÓLICA DEL ESTADO DE CALIFORNIA INTENTA TAPAR LOS ABUSOS SEXUALES COMETIDOS POR OBISPOS Y CARDENALES CON EL EUFEMISMOS DE “FALTA DE RECTITUD MORAL”

Un reciente informe hecho público por la iglesia católica norteamericana del estado de California intenta tapar los abusos sexuales de obispos y cardenales contra 560 víctimas, utilizando los eufemismos de “falta de rectitud moral” cuando no la “transgresión del límite permitido” para calificar estos delitos.
El portavoz de los abogados de víctimas, Raymond Boucher, en unas declaraciones ayer al “New York Times” desveló con pelos y señales el contenido de este informe y la estratagema de la iglesia para suavizar la gravedad de los delitos denunciados.
Para el jurista,  el nuevo documento encubre la verdadera historia de la Iglesia en la manipulación y las actuaciones delictivas de sus miembros. “La iglesia ha puesto por delante sus propios intereses al de los niños”, afirmo el abogado
El citado documento eclesiástico se ha presentado como prueba testifical en el proceso judicial abierto contra los numerosos casos de pederastía que han salpicado a la iglesia católica norteamericana y que algunos se remontan a más de 75 años, con un total de 26 prelados acusados.
En uno de los capítulos consta que el párroco, Michael Baker, reconoció en 1986 haber mantenido relaciones sexuales con dos niños, de 1978 a 1985, al arzobispo Mahony, entonces al frente de la diócesis de Los Angeles. Este no informo de los delitos a la policía y asignó al sacerdote pederastra bajo su jurisdicción una nueva función de consejero, “prohibiéndole el contacto con los menores...”.
Más tarde, Michael Baker volvió a ser nombrado vicario de una parroquia donde fue expulsado finalmente de la iglesia católica en el año 2000, por nuevos abusos sexuales con menores. Desde 1985, la diócesis de los Angeles ha abonado 10 millones de dólares en concepto de indemnizaciones a las víctimas y a sus familiares.

octubre 13, 2005 en DOSSIERS | Permalink

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.