« ¿ SERÁ ISABEL VILLALONGA LA PRÓXIMA CONSELLERA VALENCIANA DE TURISMO...? EN ELLO ESTÁ ANA MICHAVILA, EL "HOMBRO" AMIGO DONDE EL PRESIDENTE CAMPS ENJUGA SUS PENAS DEL DÍA A DÍA | Inicio | LA HOMOSEXUALIDAD TODAVÍA ESTA PERSEGUIDA EN 80 PAÍSES. EN ARABIA SAUDITA E IRAN SE CASTIGA CON LA PENA DE MUERTE Y EN UGANDA Y LA GUAYANA, CON LA CADENA PERPÉTUA »

miércoles, 18 mayo 2005

LA PRENSA BELGA SE TOMA EN SERIO LA EXISTENCIA DE UNA SUPUESTA HIJA NATURAL DEL REY ALBERTO II, LA PINTORA DELPHINE BOËL, QUE ASEGURA SER FRUTO DE UN ESCARCEO AMOROSO DEL MONARCA CON LA BARONESA SYBILLE DE SELYS LONGCHAMPS

Los medios de comunicación belgas empiezan a tomarse en serio la existencia de una hija natural del rey Alberto II, la pintora, Delphine Boël, que asegura ser fruto de un escarceo amoroso del monarca con la baronesa, Sybille de Selys Longchamps.
Ayer martes, la cadena pública de televisión francesa, France 3, le dio cancha a la que se dice hija del rey de los belgas y la prensa del país vecino reaccionó con profusión de comentarios y preguntas sobre el hasta ahora esquivado asunto.
Delphine Boël, nacida en 1968, sostiene y lo dice a diestro y siniestro que fue concebida cuando Alberto II era príncipe heredero y atravesaba una "profunda crisis" con la princesa Paola.
La primera vez que salió a la palestra pública Delphine Boël fue en 1999, con la publicación de una biografía no autorizada de Paola y desde entonces no ha parado de pedir ser reconocida por su real padre...
La biografía que sacó a relucir el caso se publicó con el título "Paola: De La Dolce Vita al Trono", escrita por un joven de 18 años, Mario Daneels. Y con él llegó el escándalo. Alberto, que en 1967 era príncipe de Lieja, vivió el supuesto romance con la baronesa Sybille de Selys Longchamps, casada con el magnate del acero, Jacques Boël. El principe, que llevaba casado con Paola desde 1959 y era padre de tres hijos, se veía con su amante en un céntrico apartamento de Bruselas... propiedad del marido de ella.
En 1968, siguiendo el relato , Sybille dio a luz una niña a la que inscribió en el registro civil con el sugerente nombre de Delphine y el apellido Boël. Pero poco después se divorció y abandonó Bruselas con su hija, marchándose a vivir a Londres.
"lo único que pido es que diga (Alberto II) que existo, que soy su hija" declaró Boël durante la entrevista televisiva de France 3.
El diario belga, "La Dernière Heure", considera que en el programa de televisión francés hubo "revelaciones muy lamentables" y reprocha a la entrevistada haber desvelado, gratuitamente, "su estado anímico", todo ello en un despliegue editorial de primer orden.
Sigue el rotativo descartando que la supuesta hija natural del jefe del estado belga esté "actuando por dinero", sino más bien por una posible "catarsis", incluso buscando publicidad en el mercado del arte francés. Pero no indaga el citado periódico ningún aspecto del polémico suceso.
Otro diario, "Het Laatste Nieuws", de contenidos y filosofía populista, adjetiva a Delphine Boët como un "obus incontrolado", que utiliza los medios de comunicación para "recordar que existe", mientras que la monarquía belga "sigue sin pronunciarse".
El diario "Le Soir" sale al trapo con la muleta de la ironía y trivializa la intervención en France 3 TV de la que llama entre comillas "la hija del rey", porque salió en la parilla del programa intercalada con el caso del príncipe de Mónaco y un pupurri de "problemas de cirugía estética".
Aunque la intriga sube de tono en los belgas, el portavoz oficial de la casa real se negó ayer a hacer cualquier comentario al respecto. Se limitó a recordar el mensaje real de Navidades de 1999, en el que Alberto II hizo referencia expresa a las dificultades que atravesó su matrimonio "hace mucho tiempo", dijo, y que no deseaba profundizar más en un tema que afecta a su vida privada. Y punto.

mayo 18, 2005 en POR CONFIRMAR | Permalink

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.